Crónicas MalabHaría 2015

MalabHaría 2015
Del 2 al 4 de Enero 2015
Haría, Lanzarote, Islas Canarias, España
 

Malabharía es el primer festival de circo-teatro español del año. Tiene lugar en Haría, un pequeño pueblo del Norte de la Isla de Lanzarote los días 2, 3 y 4 de Enero de cada año desde hace ocho ediciones. Poco a poco, año tras año se va haciendo un nombre, creciendo y demostrando al mundo sus ganas de existir a pesar de las adversidades. En efecto, hacer llegar un circo de calidad a una isla pequeña en estos tiempos de apuesta mínima por el arte, no es fácil. Sin embargo, de nuevo, Juande de malabart.com y Susana del ayuntamiento de Haría han unido sus fuerzas e ilusiones para hacer crecer esta historia de amor por las sonrisas, el arte del más difícil todavía, la ilusión, la magia del circo (y por el buen pescadito comido en frente del mar, al sol y entre volcanes).

Animados por el éxito de la edición 2014, además de contar con un elenco de artistas de circo y circo-teatro asombrosos provenientes de diversos países como son Chile, Israel, Inglaterra, Argentina o España, los organizadores se han arriesgado a saltar un nuevo paso, invitando una nueva protagonista al festival: ¡una carpa de circo! Fue la carpa del Circo Mediterráneo la que viajó desde Málaga y navegó desde Cádiz hasta Lanzarote, y su montaje fue dirigido por Alfonso de la Pola. No pudo contar con la preciada ayuda de su inseparable socio Rafael ya que su vuelo sufrió un cambio de horarios impuesto por la compañía aérea. Eso le impedía a Rafa llegar a tiempo para actuar con su compañía de circo & flamenco. Y debió renunciar a viajar a Lanzarote. Menos mal que Susana contrató un equipo de montadores de carpas profesionales, sospechosos de ser aficionados a la lucha Canaria en sus ratos libres, que permitió que la carpa estuviese lista para recibir las actuaciones de tarde y noche en unas cinco horas. Además, se instaló un escenario grande un poco elevado, unas luces y un equipo de sonido que, aliados con la presencia de la carpa de circo y el trabajo excelente de los diferentes técnicos, crearon las atmosferas idóneas para cada show y permitieron al circo lucir en todo su esplendor.

Tradicionalmente, el festival siempre ha contado con una gala de apertura el día 2, ofrecida por los artistas que actuaban los días siguientes, y dos espectáculos al día, los 3 y 4 de enero (uno de tarde y uno de noche). Además, desde el año pasado, contamos también con un pase de mañana el día 4. Este año, la gran novedad ha sido que el último espectáculo tomó la forma de una gala de cierre excepcional.

Así, el día 2 de enero, ha sido el primer día del festival. Pero, eso fue después de una primera mañanita de turisteo durante la cual los artistas pudieron disfrutar de la visita de la Cueva de los Verdes y los más valientes se dieron su primer baño del año en el Océano Atlántico (no os pongáis celosos queridos lectores). Luego, por la tarde-noche, arrancó el festival. El público acudió tan numeroso a esta primera cita que, desafortunadamente, se quedó muchísima gente fuera de la carpa. Esta situación ocurrió todos los días del festival y nos dio a todos, tanto organizadores como artistas, mucha pena y un gran sentimiento de impotencia. Debemos subrayar el hecho de que la entrada en la carpa era libre hasta completar el aforo de casi 300 plazas. Se prometió encontrar una solución para que todos puedan disfrutar de los espectáculos el año que viene y que esas largas colas estén recompensadas por un sitio para todos en las gradas de la carpa. Nadie se imaginó que esta edición iba a captar tantísimo público y que el aforo de la carpa no bastaría, ya que se dobló la capacidad de la sala en comparación con los años anteriores dónde se actuaba en el salón de actos municipal. Malabharía ha sido víctima de su éxito esta vez, pero ha tomado buena nota de lo ocurrido para seguir mejorando.

Como decíamos, el día 2 arrancó el festival con la gala de apertura a las 20h30. Como no podía ser de otra forma, fue presentada por el Capitán Maravilla. Ese superhéroe ya había acudido al rescate a Haría en los principios del festival para presentar su espectáculo largo y ha vuelto a esta edición para hacernos reír a carcajadas como presentador de las galas. Entre dos chistes, nos recordó el camino recorrido por Malabharía, y hasta qué punto ha evolucionado en el sentido positivo. Y efectivamente, el festival empezó pisando fuerte con los números de las compañías invitadas para el festival en la Gala de presentación. Así, tuvimos el placer de ver actuar a Vaivén Circo, con un extracto de su nuevo espectáculo de banquinas, Santimbanqui, el payaso y su monociclo, Zen del Sur con un extracto de su espectáculo largo de verticales y danza Heian, y Fuman, el musicóloco. Pudimos disfrutar también del talento de Toto, invitado especial aquella noche, que presentó su show de malabares con luz acompañado de unos grandes artistas que tuvimos el honor de conocer el año pasado con su impresionante espectáculo largo: Nikolaï y Valeria. Todos salimos encantados de esta primera noche y con muchas ganas de descubrir las otras sorpresas que nos tenía preparadas el Malabharía…

 
[fancygallery id=”2″ album=”2″]

El día 3 de enero, los artistas que podían disfrutaron de una nueva ruta turística y vieron el lago verde, el Timanfaya y la ciudad de Teguise. A las 17h30, Susana presentaba a Fuman en la carpa y aprovechó el momento para contar la travesía épica de cómo llegó desde la península su carro musical… ¡en un contendor de huevos! Esta anécdota es otra prueba para mostrar que para montar un festival en una isla, hay que tener mucha imaginación para solucionar los problemas de transporte. Fuman, ha maravillado a todos con su carro lleno de melodías, ruidos, campanas, bocinas, cencerros y tambores. Detrás de su fachada de simple y de patoso se esconde un clown muy sensible, ingenioso, investigador, malabarista y percusionista virtuoso. Su música, inocencia, ritmo y alegría han tocado los cientos de corazones asistentes y todos nos hemos ido tarareando una melodía contagiosa. El segundo espectáculo del día tuvo lugar a las 20h30, y también tenía la música en vivo como componente fundamental. Los Zen del Sur presentaron su espectáculo de circo contemporáneo Heian, paz y tranquilidad en japonés, al público de Haría que lo recibió con un gran entusiasmo. Vieron cómo se mezclan música en vivo, danza acrobática y circo para describir las cuatro estaciones del año. Se dejaron llevar en un viaje emocional y sensual sabiamente compuesto de danza contemporánea acrobática, técnica de equilibrios invertidos, humor y una música original compuesta por ellos a mano de piano, violonchelo y percusiones. Se quedaron sorprendidos al ser testigos de tales demostraciones de control de fuerza, de maestría de técnica circense y de talento musical, pero también al ver que hacían parte de este universo que habitaba efímeramente la carpa, recreando el sonido de la lluvia con un dedo sobre la palma de la mano por ejemplo. En fin, un segundo día bajo el signo de la música, y con mucho nivel técnico y artístico.

El día 4 ya era el último día, y también era el más lleno. La sesión matinal de las 12h30 estuvo a cargo de Santimbanqui. Ha sido el único espectáculo en tener lugar en la plaza de la Iglesia como los años anteriores. Y es que la calle es el elemento de este payaso malabarista y supo llenarla de alegría mañanera. Ha sabido jugar con el público y divertirnos con sus diversas herramientas escénicas como las mazas, las pelotas, los cuchillos, un monociclo e incluso fuego. Mientras, los Vaivén Circo ajustaban los últimos detalles técnicos para su actuación programada a las 17h30 en la carpa. Muchísima gente se quedó sin poder disfrutar de Do not disturb, su impresionante, inteligente e emotivo espectáculo de circo contemporáneo dirigido por Rosa Díaz con música de Iván Monje. En el escenario se planta un ambiente industrial en el que cuatro personajes bailarines-acróbatas-investigadores evolucionan al ritmo impuesto por el trabajo. Tienen entre sus manos 4 arcos y unas nueces y les tendrán que dar vueltas a la cabeza y a los mano a mano para descubrir la pieza perfecta con unos toques de humor muy bien ajustados. En las retinas del público se quedaron grabadas unas imágenes muy impactantes de una escenografía eficaz, una máquina transformable, unas banquinas, unos saltos, danzas y movimientos asombrosos. Esos personajes son inolvidables y la compenetración que les une es palpable. Salimos de este espectáculo maravillados y emocionados, con la certeza de haber sido testigos de un espectáculo de circo que se acerca a la excelencia.

Después de esos números tan diversos y llenos de tanto talento, había mucha expectación para la Gala de cierre. El Capitán Maravilla supo de nuevo embarcar al público en su mundo, y al ver que todo el mundo se lo estaba pasando tan bien, experimentó unos chistes interactivos, de alto riesgo de desbordamiento, con los niños de Haría. Como el buen superhéroe y maestro del humor que es, ha dirigido toda la gala con gran destreza y causo más de una crisis de risa entre los asistentes. El primer espectáculo de la gala fue Marcos Ruiz con su número de sombreros. Un número clásico muy bien ejecutado por el joven malagueño recién llegado de Japón. Luego, Carolina Bustamante, también conocida como la Dama de fuego, nos ofreció su número de trapecio fijo con grandes dosis de adrenalina, estilo y riesgo. Seguimos con Ayal Benin y su freesbi, este objeto con el que juega-lucha con mucha destreza. Sin música, sólo con el sonido del movimiento del freesbi, con un vestuario casual que nos podría hacer pensar que nosotros podríamos controlar este objeto, Ayal domina el escenario con humildad y originalidad. O menos humilde, Alfa Marks nos presentó a continuación un número de cuerda vertical en el que se unen fuerza, elegancia del movimiento y técnica. Su baile aéreo era de una gran belleza y la joven Londinense demostró un control excepcional y poético de su disciplina. Y para concluir, tuvimos el privilegio de ver actuar a Michael Ferreri premiado en el 35e Festival Mundial de “Cirque de Demain” con la medalla de bronze y el Premio Especial del Moulin Rouge. Con 18 años ya es malabarista de alto nivel y es capaz de proezas tales como tirar 9 pelotas en los aires… Sin duda un cierre de gala impresionante y de lujo.

Todos los artistas participaron a hacer que esta gala de clausura tenga un nivel técnico y artístico muy alto y cada uno de los números permitió que sea inolvidable. Por esta razón ha sido tan difícil elegir los ganadores de los premios. Este año, han sido cuatro. El PREMIO MALABART, para el espectáculo más artístico de la Gala de Cierre. El premio consiste en un cheque regalo en la tienda de malabares 441 de Madrid (patrocinador de este premio) y una sudadera XI Aniversario Malabart. Se entregó a Alfa Marks. Luego, el PREMIO DEL PÚBLICO ha sido concedido a la compañía del festival más votada por el público. Fuman fue el que se llevó la cesta de productos ALOE+ Lanzarote (patrocinador de este premio). El tercer premio era el del festival, el PREMIO MALABHARÍA, para la compañía que más se acerca a la filosofía del festival. Fue otorgado a Ayal y consistía en un cheque regalo en la tienda de malabares Juegos Malabares de Málaga (patrocinador de este premio). Finalmente, el PREMIO CIRCO MEDITERRÁNEO iba para la persona o la compañía que más se ajusta al funcionamiento de la carpa de circo. Jelén Circo fue la que se llevó la cesta de productos de la tierra lanzaroteña y una sudadera Malabart por su labor muy valioso y de muy buena calidad a lo largo de todo el festival (patrocinador de este premio Circo Mediterráneo y Malabart).

Así se terminó la octava edición del festival Malabharía. Todas las novedades fueron recibidas con mucho entusiasmo por el público y cada uno de los espectáculos dejaron a todos boquiabiertos. Ya sabemos los puntos que hay que mejorar para el año que viene para que todos puedan ver los espectáculos. Mientras tanto, nos hemos despedido de esta isla y de su gente ilusionada con muy buen sabor de boca y ¡ganas de más circo!

 

Escrito por: Pauline Avignon
Fotografía: Artislick

 

Malabart

Malabart

Creador de Malabart y co-fundador del Festival Internacional de Circo-Teatro de Haría, Lanzarote.
Diseñador gráfico y web especializado en sistemas de Gestión de contenidos.
Malabart

Latest posts by Malabart (see all)

468 ad