No hay quién los pare. Los Kikolas celebra sus diez años de vida con el dulce sabor del éxito. La compañía burgalesa aparcaba la furgoneta el domingo por la noche después de todo un día de viaje desde Italia y ayer mismo llenaban el depósito de gasolina rumbo a Gijón. Representan su último espectáculo, Sin remite, hoy y mañana en la Feria Europea de Teatro para Niños y Niñas (Fetén) de la localidad asturiana tras haber conseguido el Premio del Jurado en el Milano Clown Festival.

«Estamos muy contentos. Hemos recibido muy buenas críticas, tanto del público como de los profesionales, y hemos podido contactar con programadores», comenta Quique Méndez, quien explica que la distinción conseguida consiste en dos funciones para el próximo año, una para la siguiente edición del Milano Clown Festival y otra para actuar en la plaza de San Marcos de Venecia durante su famoso Carnaval.

KIKOLAS - Premio del Jurado en el Milano Clown Festival

«Ya hemos cerrado algo para 2013», dice ufano y feliz Méndez, quien ya antes de partir confiaba en que esta invitación fuera un billete de entrada al mercado europeo. Europa y más allá. Hasta un programador australiano de ronda por el viejo continente se ha interesado por el montaje. «Nos motiva mucho, aunque para nosotros es una locura impensable ir a Australia con Sin remite», anota por los en torno a 500 kilos que pesa este espectáculo, no apto para el avión. Aunque sí se plantean viajar con otros. «Allí también hay buen movimiento de teatro de calle y festivales», ilustra Méndez, a quien no le importa el cansancio acumulado. Están de racha, lo saben y quieren aprovechar. Apenas han pasado una horas en casa, el tiempo justo para dar un achuchón a sus niñas y dormir a pierna suelta, y otra vez al volante para intervenir en una de las ferias de teatro infantil más importantes de España.

El Fetén de Gijón espera a Los Kikolas hoy (paseo de Begoña) y mañana (Centro Integrado Pumarín). Es la única compañía burgalesa que se ha colado en el programa y la tercera de Castilla y León, junto a Teloncillo y La Quimera de Plástico.

¿Las expectativas? Todas y ninguna. «Para nosotros estar allí ya es un premio. Tener trabajo es el verdadero galardón», responde este teatrero que se enfundará su gorra, recogerá su zurrón de piel marrón y despertará la nostalgia entre el público que asista a ver Sin remite, el último montaje de Los Kikolas, que este año cumple su décimo aniversario. Unas velas que espera soplar en abril dentro de la carpa que se están construyendo.

Artículo sacado del correodeburgos.com

La web del festival es milanoclownfestival.it

Malabart Revista Digital de Circo-Teatro Formulario de Contacto
Enviar
Shares
X
X