Viktor Kee en “Amaluna” del Circo del Sol

Os presento el último show de Viktor Kee, malabarista ucraniano predilecto del Circo del Sol, en Amaluna 2012.

 

El Artista
Viktor Kee, nació en Priluki, Ucrania. Su madre trabajaba como bailarina y su padre era un músico. A los cuatro años, asistió a una escuela infantil de ballet, pero no pasó mucho tiempo antes de comenzar su viaje al circo. Su hermano mayor estaba asistiendo a la escuela de circo para los niños locales “Uday” y entró en la escuela a Viktor Kee a la edad de 6 años. Allí conoció a un maestro notable llamado Alex Gruzin que se convertiría en una importante fuente de inspiración para Viktor. Tomó al joven bajo su ala y lo entrenó en acrobacia, equilibrios, clown, magia, y por último pero no menos importante: malabares. Pasó mucho más que sólo habilidades, le dio algo muy preciado para Viktor, un tesoro para el resto de su vida “Amor por el arte del circo”.

A la edad de 11 años, Viktor se estaba centrando más y más en el malabarismo. Dos años más tarde, desarrolló y concibió su primer acto, en el que consiguió hacer una rutina de malabares con 3 y 5 bolas mezclado con un baile de moda, Break Dance, que fué muy popular en ese entonces. El éxito de ese acto le confirmó que quería ese elemento por encima de todo lo demás en el mundo: quería ser un malabarista.

En 1989, Viktor entró en la Escuela Profesional de Circo de Kiev, donde comenzó un período de estudios de cuatro año de duración, arduo programa de entrenamiento altamente especializado. La práctica del malabarismo junto con acrobacia, actuación, danza y equilibrios durante 10-14 horas al día hizo que Viktor llegase a un punto en el que, además de ser buen acróbata, un balanceador de la mano, o un actor también podía hacer malabares con 9 bolas, hacer un 7 bolas pirueta, 5 bolas piruetas dobles y haciendo piruetas de 6 bolas con una séptimo en la frente.

Sin embargo, Viktor estaba más fascinado por los aspectos artísticos del malabarismo que los números o las características estrictamente técnicas de este arte. Pasó dias y dias, después de practicar, perfeccionando y puliendo sus movimientos siempre en busca de nuevos movimientos y rutinas. Su maestro, Aracady Poupon fue una gran influencia y ayuda.

En 1989, el estilo de Viktor llamó la atención del conocido coreógrafo ucraniano Nikolay Baranov. Durante tres años trabajó, el ​​desarrollo de un acto que traería algo único e inigualable en el mundo de los malabares. Nuevos caminos para un nuevo estilo con sólo tres bolas en la que incorporó sus malabares con contorsionismo, acrobacia, teatro y danza.

Viktor emerge de una burbuja transparente, como un pájaro de un huevo, el humo flota en el aire, la luz roja se apodera de él y la música comienza a latir. De repente, el público ve ante sí este hombre increíble, moviéndose con precisión acrobática combinado con su estilo impecable de malabares.

Su carrera despegó en 1994, cuando Viktor ganó la medalla de plata y el prestigioso Premio Raspini en el 17 º Festival Internacional de Circo “Cirque de Demain” en París.

Su nombre artístico fue cambiado a Viktor Kee y él comenzó a actuar en los más prestigiosos escenarios de todo el mundo.

Era 1999 cuando Viktor Kee se unió al Cirque du Soleil en su producción “Dralion”.

A partir de ahí Viktor Kee, desarrolla su acción a un nuevo nivel en el que se reconoce como una obra original y exclusiva de arte que se hace muy famoso en todo el mundo. Un humano casi desnudo como una criatura aparece en el escenario saltando de una araña gigante. Una mujer hermosa, colgando muchos metros más arriba, deja caer una bola blanca para él, un regalo de una diosa, y luego otro, y otro. Al principio, él hace malabares con la delicadeza de un miniaturista, pero luego sus movimientos se vuelven más intrépidos, autorizado por el pulso rítmico de la música. Sus idas y vueltas, el cuerpo se estira y se retuerce, pero con precisión, finura, y el poder de un noble bailarín. Al mismo tiempo, la órbita de las bolas a su alrededor, aparentemente sin mirar siquiera sus dedos, pero simplemente siguiendo su voluntad mientras bailan en el espacio cuando no se desliza sobre, abajo y adelante, todos los caminos de su cuerpo.

En su forma única de estilo vanguardista, el baile de las bolas alrededor de su cuerpo, en sus movimientos abstractos todavía fluido, las bolas y el cuerpo se unen para formar un todo unificado. Se manipula desde una hasta siete bolas en una pantalla imponente de la perfección.

Control, ritmo y dominio de su cuerpo y los accesorios hipnotiza a toda la audiencia.

Ahora está trabajando en la más nueva creación del Circo del Sol, “Amaluna” (2012), donde ha cambiado su rutina para asombrarnos de nuevo con sus movimientos y técnica.

 

Video
A continuación el video de Viktor Kee en Amaluna del Cirque du Soleil.

[vsw id=”PLRg0OwQM0g” source=”youtube” width=”557″ height=”344″ autoplay=”no”]

 

Malabart

Malabart

Creador de Malabart y co-fundador del Festival Internacional de Circo-Teatro de Haría, Lanzarote.
Diseñador gráfico y web especializado en sistemas de Gestión de contenidos.
Malabart

Latest posts by Malabart (see all)

I Festival Itinerante de Circo de la Provincia de Badajoz